26 de mayo de 2011

De Cómo el PP ha Ganado Unas Elecciones sin Propuestas

Alguien muy sabio, ajeno al partido me ha comentado ultimamente en facebook lo siguiente:

"No sé si será suficiente un cambio de rostro. Me inclino a pensar que el PSOE debería liderar un proceso de profunda regeneración democrática, que entre a fondo y de una vez en temas como la ley electoral y los privilegios de la clase política. Hay una dura tarea de imagen por hacer y se debe recuperar la confianza perdida, que no es poco"
Me pedía opinión de cómo veía la situación en la que se encontraba el PSOE (increíble pero lo hizo...jejeje) a lo que le contesté:

"No está el partido para divisiones internas, hay que consensuar un lider y cuando hayamos sacado el velero de la tormenta y en el horizonte asome el sol, será en ese momento cuando se podrá saltar a nadar, tomar el sol, limpiar la cubierta, tomar unos mojitos. Etc... Consenso. Rubalcaba es un buen comandante para que tome el timón. Un lobo de mar..".


Jordi Sevilla en un artículo publicado en el País "En HORAS DÍFICILES" reflexiona sobre el gobierno de Zapatero:

El problema no ha sido la crisis mundial, sino la gestión de esa crisis, en la que el Gobierno ha pasado por tres etapas: negarla, intentar espantarla con medidas periféricas y, por último, asumir un plan de ajuste impuesto desde fuera, que repartía los sacrificios de manera desigual e injusta entre la sociedad española.

Y todo ello desde la lejanía y la soledad de quien ha pedido reiteradamente que se le dejara solo ante el peligro y, al final, lo ha conseguido. La crisis económica ha sido una oportunidad perdida para haber intentado una labor de pedagogía política, empezando por la necesidad de llegar a acuerdos con el principal partido de la oposición y con las instituciones gobernadas por él, como las comunidades autónomas. Ignoro cómo hubiera reaccionado el PP, pero creo que no intentarlo en serio, por considerar que la crisis era una cosa pasajera a abordar desde la confrontación partidista, ha sido la principal equivocación del presidente Zapatero. Y, además, no ha evitado el alejamiento de una cierta izquierda que no ha entendido medidas como la supresión del impuesto de patrimonio el mismo año que se congelaban las pensiones.

El empeño de reducir la política democrática a un ejercicio de confrontación partidista, más que ideológica, está detrás de buena parte de los problemas actuales. Obliga a primar al partido sobre los ciudadanos, con lo que desaparece una idea de la política como servicio público y se pierden de vista los intereses generales que deben anteponerse a los intereses de parte.


Tomo prestado del blog de mi amigo Malo Malisimo, la siguiente imagen, ya que ha estado "MaloMalisimo"  muy acertado y me lo permitirá (seguro)  hay que hacer siempre autocrítica, aprender a reirnos de nosotros mismos para poder afrontar lo que nos espera.



Etiquetas:

13 de mayo de 2011

EL SENTIDO DE LA POLÍTICA

Cómo echaba de menos poder escribir algo por aquí!!!!

 Demasiada crispación política en este país, menos mal que a veces los políticos se olvidan que lo son, y se vuelcan en lo que un día fue su vocación: LAS PERSONAS.

LORCA: mi más sentido pésame a todas las familias de las víctimas mortales del terremoto.