Prometo


Qué pereza!!! Es la sensación que tengo cada día. Desde hace años el pecado capital de la pereza es compañera de mi día a día.

No es una pereza perezosa. (Valga la redundancia)... Es  emocional... 

Las mañanas te parecen idénticas todos los días... Das un salto de la cama... Te mueves por impulsos... Pura rutina... Te cuelgas el bolso y alehoppppp a la calle... Al tajo....A la oficina... A ese lugar tedioso que odias con todas tus fuerzas...  Tu entorno más cercano y  las circunstancias económicas te clavan a una silla, delante de un ordenador y de tres teléfonos que no paran de echar humo.

Odias cada momento, cada segundo que permaneces sentada... Cada instante en que tus muñecas permanecen pegadas a la mesa...


Este odio no es por el trabajo que desempeñas.... Es mucho más profundo...

Sientes Que te ha cercionado cada uno de tus sueños. 

Has renunciado a ellos. Permaneces sentada en una cueva fría... Pasas las páginas del calendario.... Sin interés .... Sólo quieres ir a dormir, porque es Donde te encuentras.... Allí te perdiste...


No encuentras fuerzas para dejar tu trabajo... Tal y como está el país, eres una privilegiada... Tienes trabajo. 

Están dejándonos un país a trocitos. Las personas buenas están desencajadas. Las no tanto se frotan las manos.

Hasta cuándo puedes aguantarlo? Hasta que tu salud revienta.... 

Pegas un salto y reaccionas... Tomas decisiones que nadie entiende. Intentas explicarlo.... Acabas agotada ante la incomprensión y terminas escupiendo las necedades que quien oír.

Quieres huir... Lo haces,  huyes... Te ahoga la angustia de no conocer lo que te depara el futuro. Pero qué futuro? 

Adiós Plasencia!!! Me marcho!!! Te abandono! 


No te olvidaré nunca... Pero no voy a seguir viviendo de tus recuerdos.

Hola Cáceres!!!! Ábreme paso.... Quiero disfrutar de tus calles... De tu aroma!!! Inunda de colores e ilusiones mi vida.

Me dejo atrapar por tu misterio... Por tu majestuosidad! Me haré pequeña. Espero que seas una gran anfitriona... Prometo ser una buena invitada.













Comentarios

Malo Malísimo ha dicho que…
Bien empezamos el año. Así que ahora te has hecho Cacereña...no está mal. Pues nada a ponerse las pilas. Cuando pasees por San Mateo, por el rincón de la Monja, cuando pases por la calle Adarve por Calero o Pizarro ... acuerdaté de mi y como tienes que ponerte al día empieza por cambiar el nombre...sí el nombre; esto ahora será una Miscelanea Cacereña...¿No?
José ha dicho que…
Necesitas un Kit Kat como tuvimos otros...

Un saludo
Satine ha dicho que…
A ver que nombré le pongo!!!! José necesitaba este kit kat.... Aunque no haré oídos sordos a un buen trabajo :)) besoss

Entradas populares de este blog

El Mar de Pablo Neruda

El Amor y Amistad Según Antonio Gala.

Cuando Menos te lo Esperas