25 de marzo de 2013

Fotos tomadas en Plasencia el 24/03/2013. Vivo en un paraíso

























23 de marzo de 2013

Destino Implacable!!!

Qué largo y eterno se ha hecho este lluvioso invierno!!!

La primavera ha tomado el relevo a su compañero del calendario a este lado del hemisferio, continúa empeñada en no dejarnos ver el azul del cielo, miras hacia arriba y todo está teñido de gris.

Pero cuando el astro rey se abre paso de entre las nubes, la luz se va llevando las horas de sombras, regalándonos trazos de tibio calorcito.

Nos iremos despojando de las capas de ropa que nos ha protegido del frío, de la humedad, de la enfermedad.

Nuestra piel estará expuesta al alcance de los dedos, incluso es posible olerla.

Muslos y brazos bailaran en danzas gestuales, que invitarán a recorrerlos con la mirada.

Hombros y nucas ya no insinuados, tal vez apetecibles al disfrute del amor.

Pies semi descalzos en tentadoras sandalias.

Remolinos de color en pómulos y labios,

La calidad de la luz nos irá iluminando la sonrisa.

Pese a todo, la vida se abre paso... Es el destino implacable que por más que nos empeñemos en pedir que el tiempo de detenga, inexorable nos devuelve a la loca realidad.

18 de marzo de 2013

Mis fotografías datadas 16/03/2013









17 de marzo de 2013

Próxima Estación.... Mi Primavera...



Para qué una a una mujer como yo, que tiene tanto que decir, se quede sin palabras es porque no existe nada que añadir.

O tal vez si:

La semana ha pasado relativamente pronto, no han habido demasiadas noches en blanco, las pesadillas han dado paso a sueños sin grandes pretensiones.

Las ojeras comienzan a acentuarse, el sueño ya no es reparador, me conformo con que las noches dejen de ser eternas y los días oscuros.

Tomando fuerzas, comienzo a caminar, observo todo lo que me rodea, me niego a mirar mi ombligo.

No me molesta conocer las ilusiones de mis amigas, todo lo contrario, me emociona escuchar sus alegrías sentimentales. Cruzo los dedos para que no se torne en decepción.

Tal vez piensen que soy fría, pero cuando les sonrío, las miro a los ojos y expreso mi alegría la reciben como se la entrego.

La primavera llegará, me tomará de la mano y me sacará de este largo invierno.

Los farolillos de las verbenas y romerías, llenaran de luz mi camino.

Los olores y matices del campo me renovarán.

Porque estamos cerca de la estación donde la vida florece. Como el ave fénix renaceré de entre mis cenizas.

El cielo no se caerá y no permaneceré inmóvil, no existirá la nada. Porque no me pondré límites, borraré mis huellas de las nubes.

Regresaré al punto exacto, a ese lugar donde empezó y terminó todo.



















10 de marzo de 2013

Pensamientos que Arrancan Emociones!!!

Las conversaciones con mis primos de estos últimos meses han reactivado mis recuerdos, los pensamientos que tenía en distintas situaciones, en emociones, en mis reacciones, en definitiva, en lo que soy en pura esencia.

En mis sentimientos infantiles, cuando me herían o me hacían feliz.

Esa inocencia radical, ese amor, esa curiosidad. Todo aquello que mi madre se afanaba en erradicar, por temor a que me hirieran.

Me enseñó mi madre que el mundo es peligroso, intentando apagar mi percepción infantil de que el mundo es fabuloso, ella veía cómo su hija se daba cuenta cuando la herían y como me bloqueaba porque no entendía por qué lo hacían cuando sólo pretendía demostrar mi cariño. Recuerdo exactamente todo lo que pasaba por mi mente, y que no sabía verbalizar.

Ahora entiendo a mi madre, porque ahora lo soy, pero no comparto su modo de educarme ante el mundo.

Mis hijos me han dado lecciones de afrontar distintas situaciones... No he podido más que rendirme ante ellos y volver a hacer mía esa inocencia.., volver a mi esencia.


Como dijo hace décadas Kalil Jibran; "...somos como un velero en medio del mar, el timón es nuestra Razón, y nuestras velas junto con el viento son la pasión que nos impulsa.

Si tenemos solamente timón por más que lo moviéramos estaríamos estancados en medio del mar, y si tuviéramos solamente velas, andaríamos sin rumbo a la deriva.

Por este motivo, razón y pasión, cerebro y corazón, pensamientos y emociones, deben ir juntos y en equilibrio, porque nuestra Pasión da el impulso y nuestra Razón lo guía..."


Así que, me voy a permitir inventar preguntas y soñar respuestas.



9 de marzo de 2013

Pensamientos que nos Atropellan.

Quien se atreve ahora a decirme que una simple revista de moda no hay nada... Que son imágenes efímeras, de una belleza estereotipada inalcanzable para las mortales de carne y hueso.

Simple Mortal Como la que humildemente se atreve a escribir en esta miscelánea escrita desde Plasencia, por una Placentina de corazón, catalana de sentimiento y andaluza por convencimiento cognitivo casi inconsciente....

Pues bien, esta humilde mortal lee todo lo que cae en sus manos, claro que debe existir un punto diferencial que consiga centrar su atención.

Elsa Punset consigue acaparar mi atención con un artículo publicado en Telva, donde muy acertadamente ha encabezado con un título tan simple y honesto como " estrellas en mi cabeza", .

Elsa (para mi toda una autoridad en lo que a inteligencia emocional se refiere, entre otras muchas cosas) reflexiona sobre la ansia de ser aceptados, que dichos pensamientos nos hacen menos libres. Castigamos o recompensamos a los demás en función de nuestra necesidad de pertenencia o aceptación. Subyace de todo ello es una lucha interesada por ganar la aprobación del resto del mundo. Al final, es tentador conformarse y limitarse para que nos quieran, la mayor parte de las personas son otras personas, sus pensamientos son las opiniones de otros y sus vidas , mera imitación.

Que nuestros pensamientos conforman un guión interno consciente e inconsciente que no calla nunca, excepto cuando dormimos ( en esto discrepo, porque en sueños yo no paro de desarrollar mis pensamientos, inclusive poniendo olores y colores)

Finaliza su artículo magistralmente confirmando que hasta el último día de nuestra vida estamos programados para aprender y cambiar. Vivir bien exige mucha práctica. Aunque seamos un destello de luz en un punto pálido en la inmensidad del cosmos.

Acertadamente parasafrea a Óscar Wilde:

Sé tú mismo, los demás ya están cogidos.


Cierro con aquello que Elsa consigue fascinarme:

No es magia, es inteligencia emocional.




8 de marzo de 2013

Ya no!!!

No quiero detenerme!!! por el camino dónde van encontrando mis pedazos.

En ese punto exacto en que me desmontaron!!!



Soñando!!! Aunque tengamos insomnio!!!

Teniendo en cuenta que el mundo tal y como lo conocemos se está desmoronando, a una le da por pensar que por pequeña que sea, existe una posibilidad para que lo reinventemos.

Pero no como nos quieren hacer creer, manipulando la prensa, sino porque tenemos una idea, que es por lo que vamos a luchar.

Así que aguantáremos la pelea, si nos gusta leer, escribir, cantar, bailar, pasear... Etc... Escribiremos, cantaremos, bailaremos, pasearemos, y ante todo reiremos.

Feliz fin de semana...yo Lo voy a tener, junto a mis amigos y amigas.., que tenemos cena...

Gracias!!!! Qué sería de mi, sin mis hijos, mis amigos, amigas, familia y sin mi trabajo??







7 de marzo de 2013

:)



3 de marzo de 2013

Modo Avión...todo el fin de semana!!!


- qué tal has pasado el fin de semana?- preguntaba una voz femenina al otro lado del teléfono.

Era Rebeca, que desde el viernes no había vuelto a saber nada de Lara, su última conversación terminó con aquello de mándame un whatsapp cuando llegues a casa.- la función "modo avión" del teléfono te viene de perlas, desconectas de todo, te metes entre libros, los deboras, te trasladas a otros mundos, pero no olvides que tienes que afrontar todo lo que está ocurriendo en tu vida- aseveró a Lara.

Lara tenía claro que Rebeca sólo trataba de animarla, pero también sabía que debía aprender a aceptar la nueva situación. Que debía digerirlo, de momento esta en el proceso de masticación.

Complejidades personales a parte, el domingo pegaba sus últimos coletazos. Lo había dedicado a dormir.

Recurrir a los somníferos la ayudaban a evadiese, pero con la certeza que no podía prolongar esa actitud. Avestruz creo que le dicen...

Necesitaba nuevos retos...Entre ellos estaba madrugar y salir a correr, le ayudaría a ordenar sus ideas, dejando de sentirse un bicho raro delante de sus amigos y amigas.

Ojalá pudiera hacerlo...

Tenía que encontrar algo que le ayudara a descargar sus inquietudes.

La crisis económica del país ya había hecho mella en su círculo familiar. Debía encontrar la forma de solucionarlo,tal vez podía pedir algún favor a alguno de los pocos amigos poderosos que aún conservaba. Siendo consciente lo que implicaría hacerlo...

Y más a este tipo de personas que no olvidan que estás en deuda con ellos.

Conocedora de sus opciones, cruzaba los dedos para que la reunión que tenía prevista ( todavía no concretada fecha) pudiera tener la capacidad de convencer y vender sus cualidades profesionales y conseguir un buen contrato al otro lado del charco, al NUEVO MUNDO.

Curiosa coincidencia con el personaje de la novela que Lara estaba gestando, basada en una placentina que había bautizado como Doña Elvira, cuyas andanzas se desarrollan durante el siglo XV.

Tenía previsto embarcarla en una aventura en Perú, donde honorables placentinos conquistaron e hicieron fortuna.

La dificultad de encajar a una mujer en toda esa historia es lo que intentaba desgranar.

Travestirla de hombre, estaba muy lamido en literatura, por lo que estaba buscando nuevas fórmulas para reinventarla y situarla allí con un poder superior al que se presuponía a una mujer, más aún siendo de una clase social no perteneciente a la nobleza.

Pero no podía centrarse, tenía a la pobre Doña Elvira esperando pacientemente sobre su mesilla de noche, hasta que Lara decidiera describir sus andanzas y trazar su camino.

Día Tras Días




- Vaya!!!- Exclamó- hoy tu visita se retrasaba, siempre te retrasas, porque siempre quisiera que llegaras antes, te estaba esperando, siéntate, ponte cómoda- dijo señalando el sofá del salón, que estaba bien iluminado, las cortinas estaban recogidas, el sol formaba parte del encuentro, sobre la mesa estaba prendidas unas velas perfumadas de vainilla y canela..

-Esta mañana he preparado café, te sirvo una taza?- pregutó sin esperar respuesta, ya la conocía. - Aproximó la mesa hacia el sofá donde su visita permanecía sentada.

- tienes frío?, encenderé la chimenea enseguida, no tenía claro si hoy ibas a venir, así que no había preparado nada, aunque no sé porqué tengo dudas, últimamente vienes a menudo, muy a nuestro pesar- sonrió tímidamente, sin dejar de prestar atención a lo que estaba haciendo.

Parecía nervioso, traía la taza de café, pero olvidó la cucharilla y el azúcar en la cocina, abriendo el cajón de los cubiertos no calculó sus fuerzas y lo tiró al suelo.-vaya!!!, no te preocupes, no tardo nada, recojo este estropicio, salgo enseguida!!- se lamentaba de su torpeza entre risas nerviosas.

Mientras recogía los cubiertos del suelo, recolocando aquel cajón, recordó que había comprado helado de turrón, el favorito de su visita.

Casi olvida ofrecerle un trocito. Sabía que le iba a encantar, la sorpresa que le iba a dar, le emocionaba.

Se presentó en el salón con el helado, una gran sonrisa iluminaba su rostro, recibiéndola desde la otra zona de la iluminada habitación.

- Vuelves a venir buscando las respuestas necesarias- afirmó el joven- sabes que te irás escuchando la misma comparsa, así que tengo el convencimiento que ni las vas a plantear- gruñó llevándose las manos a la frente con cierto nerviosismo.- leyendo la prensa esta semana, he recordado varias conversaciones, de las que solemos mantener cuando estás aquí, quisiera que me dijeras lo que piensas sobre las conclusiones que he sacado. Seguro que las consideras absurdas, aunque intentes hacerme creer que te importan. Mientras anoche preparaba la cena, estuve planificando las vacaciones. Creo que iré a la costa a trabajar, para cambiar de aires, salir un poco no me vendría mal, porque este invierno no he salido apenas...- sonrió, se podría decir que carcajeó

- vale.... No me mires así, sí que he salido, pero me apetece ver nuevos rostros, lugares distintos...-Con el rabillo del ojo veía la sonrisa de ella.

Cuando quiso mirarla directamente, aquella sonrisa empezó a desvanecerse, los ojos que lo observaban con dulzura ya no los encontraba, su perfume se esfumaba, su figura se desdibujó hasta finalmente desaparecer completamente.Agradeció aquellas efímeras visitas, sonrió al olvido por no permitirle olvidar.

Sólo existía la nada, pero no en su mente.
Lamentándose por ello, bajó la cabeza esbozando una sonrisa envuelta en lágrimas blancas.



2 de marzo de 2013

Invierno de Paredes Púrpura




-Qué hago conmigo?- preguntó sin retirar la mirada de la puerta.- es que no entiendes que soy incapaz de cerrarla- reconoció, levantándose bruscamente, dio varios pasos...

Sus dedos se deslizaron por el pomo de la puerta, pero no encontraba las fuerzas para impulsarlos, ya que si cerraba definitivamente la puerta, tenía la extraña sensación que quedaría encadenado para siempre a todos los silencios bien interpretados, que por fin se habían atrevido a desentumecer.

-no puedo hacer nada más de lo que hecho está, ni decir más de lo que no hemos dicho- asintió Lara, mientras retiraba su cabello del rostro, lo tenía alborotado. Intentaba reponerse emocionalmente, era una manera como cualquier otra de ponerse en situación...aunque no lo verbalizaba, estaba agotada, sentía un peso insoportable en sus párpados, incapaz de levantar la mirada, para no ver lo que sería aquel último instante... Notaba en sus hombros esa extraña sensación de saberse en la certeza de estar en un invierno infinito, esa gélida emoción que te hace temblar

.-Lara, no, yo... Es que yo... Es que soy incapaz de olvidarte... ... - sólo podía balbucear, un suspiro volvió a enmudercerle- tomó aire, notaba que los ojos de la joven se clavaban en su nuca...- Lara!!!!..-dijo bajando la cabeza,mordió sus labios con rabia volviéndolos a abrir para callar su conciencia, - Sólo lo sabe quien así lo sintió-...confesó... cruzando el umbral cerrando la puerta tras de sí..

.Sus pasos por aquel pasillo rompieron el amargo silencio.

-encontré las fuerzas para mirar cómo te vas- gritó la joven, llevando sus manos a la boca, para que no pudiera oirla, restableciendo la nada en aquella habitación de paredes púrpuras.

De vez en cuando, coinciden en la playa...cuyas olas arrastran la espuma hacia la inmensidad azul del mar.