Ir al contenido principal

#Huston #tenemos #una #llamada #?????

Aquejada de un ligero insomnio, Lara sentía  la necesidad de hacer una llamada Telefónica .

Durante más de una semana ha intentado poner en orden mental y cronológico los últimos acontecimientos desde el 15 de julio hasta el 31 de julio. Exactos 15 días...ni uno más.... Ni uno menos.. 

Aunque si se cierne a la realidad,  tal vez tendría que repasar desde el 26 hasta el 31....y estaba centrada en ello...lo tenía claro, tanto que le asustaba.

Como el asunto central estaba resuelto, su desvelo se centró en la jodienda que se ha convertido y transformado hacer una llamada telefónica.#siesotellamo

Recordaba que en su adolescencia había  que tenerlos bien puestos (los ovarios) para llamar por teléfono al chico del instituto o la discoteca que te gustaba.... Cruzar bien los dedos y rezar para que al otro lado de la línea contestara la persona con quien pretendías hablar...porque si lo cogía la madre o el padre, creías morir de la vergüenza .....La vocecita que salía de tu garganta era un hilito (con suerte que te saliera algo de voz).... Decías aquello de: 

-Hola.... Está en casa Fulanito.....???-
.
O tal vez te atrevías un poco más (te sentías valiente y poderosa) y soltabas con valor torero (que se llama a ser una diosa del valor, por algunos lares de este país....)

-hola.... Se puede poner Menganito??? -


.... Mejor aún....Lo que es completamente de valientes nivel #supermegavaliente....Cuando te preguntaban..... (Con cierto tono jocoso) desde el otro lado de la línea:

-de parte de quien??????-

 Y tener las agallas de decir: 

-Soy Fulanita de tal.... -

Y al fondo la nada (tu estabas completamente paralizada, es más literalmente estabas rígida) escuchabas #esoteparecía... Una risilla medio muda.... Porque sí... la estabas oyendo..... Vamos que si la oías, hasta los pasos del gato estabas sintiendo al otro lado del teléfono...

De pronto notabas un calor que subía y bajaba por todo tu cuerpo.... (Momentazo #hiperdelicado) hoy lo conocemos como ataque de ansiedad.... Entonces lo catalogábamos como #vergüencitis #aguditis.

Enrollabas una y otra vez el cable del aparato telefónico entre tus dedos, las manos también las liabas en el nudo que se había generado no solo en tu garganta.... Sino en todo tu alrededor.... Eso era adrenalina pura..... Me río yo de los que hoy buscan emociones fuertes....#conunpardeovarios

A lo que iba.... Que llamabas a alguien y punto....sin más.... Y/o sin menos.... 

SI........!!!!!!Porque había que tener agallas....Y si nadie contestaba.... Pues llamabas más tarde.... Porque evidentemente nadie sabía que habías llamado... #conclusión.#fácil

Pues ya un poquito más adelante en el tiempo ..... La revolución llegó con el contestador automático..... Estaba bien.... Porque si esperabas una llamada pues te dejaban el mensaje y solucionado #practico #sinmás


.. Y entonces ocurrió... Apareció él.... A cambiarnos la vida.... Lo reconozco lo odio con toda mi alma. Pero no puedo vivir sin él.... Y si.... Lo sé, he utilizado la palabra odio!!! Pero no puedo vivir sin mi #movil.... Pero lo utilizo para todo menos para llamar...

Porque no nos engañemos.... Todos y todas sabemos que si llamas hoy a alguien y no te contesta o no te devuelve la llamada..... Es un mensaje bastante evidente. No necesita más interpretación...#noquierensabermásdeti

Corto aquí.... Porque el asunto central es  que Lara quería hablar con alguien y sabía que no le iban a atender su llamada.

Es triste estar viviendo en una época donde todos disponemos de la tecnología necesaria para comunicarnos....y la utilicemos para todo menos para lo que en un pasado no muy lejano la #bienusabamos:

hablar entre nosotros y nosotras.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Mar de Pablo Neruda

NECESITO del mar porque me enseña: no sé si aprendo música o conciencia: no sé si es ola sola o ser profundo o sólo ronca voz o deslumbrante suposición de peces y navios. El hecho es que hasta cuando estoy dormido de algún modo magnético circulo en la universidad del oleaje. No son sólo las conchas trituradas como si algún planeta tembloroso participara paulatina muerte, no, del fragmento reconstruyo el día, de una racha de sal la estalactita y de una cucharada el dios inmenso. Lo que antes me enseñó lo guardo! Es aire,incesante viento, agua y arena. Parece poco para el hombre joven que aquí llegó a vivir con sus incendios, y sin embargo el pulso que subía y bajaba a su abismo, el frío del azul que crepitaba, el desmoronamiento de la estrella, el tierno desplegarse de la ola despilfarrando nieve con la espuma, el poder quieto, allí, determinado como un trono de piedra en lo profundo, substituyó el recinto en que crecían tristeza terca, amontonando olvido, y cambió bruscamente mi existencia: di mi adhesión al pur…

Cuando Menos te lo Esperas

Casi 3 años más tarde, cuando menos te lo esperas la vida te sonrie de nuevo. Cuando ya no quedan ilusiones, cuando cada lágrima derramada te muestra la ridiculez de ellas mismas, vuelve el brillo en los ojos, y una nueva visión se muestra en el horizonte. El mismo que te resistías en reconocer que estaba ahí, esperando a que levantaras la vista y no la volvieras atrás, ese atrás donde la humillación y la indiferencia se regodeaban y vanagloriaban de tenerte entre sus asiduos huéspedes.



La esperanza te arrulla entre sus cálidos y fuertes brazos, donde las sonrisas son correspondidas y donde todas las mañanas reciben un dulce "Buenos Días", donde las noches se iluminan con farolillos de verano y donde te resguardas del frío invierno en un confortable salón cuya chimenea te invita a quedarte toda la tarde acurrucada a su abrigo.

Cuando una llamada te recuerda que te piensan...



Porque no hay mal que cien años dure, doy gracias de escapar de su fría y azul trampa...


El Amor y Amistad Según Antonio Gala.

Hace unos meses un viejo amigo de mi adolescencia me hizo llegar un artículo de Antonio Gala, data del invierno de 1999-2000.


Si lo hubiera leido con 15 años hubiera discrepado e incluso me hubiera escandalizado, ya que con esa edad una no tiene la capacidad de entender el amor de la misma manera que ahora, veinte años después.



Todos recordamos el primer amor, yo al menos no lo he olvidado. Aunque pienso que a estas altura de la treintena me da una pereza horrorosa vivirlo con aquella intensidad, con mariposas en el estomágo, echándole de menos cada minuto que no pasas con el amado o amada, teniendo celos hasta del aire que respira... Uff qué perezaaaa. (sobretodo cuando veinte años más tarde te lo encuentras y piensas:
-madre de dios! Qué ví en él o ella? De verdad su cabeza tenía ese tamaño antes?- levantas el mentón miras hacia otro lado y aceleras el paso, no vaya a ser que te reconozca...)


Según escribía Gala, el amor nunca aspira a ser agradecido ni compadecido, sino correspondido …