Castañas del Valle Del Jerte.





Este verano , conocí a Primitivo, estuvo hablando de su finca, donde tiene castaños y cerezos, me prometió traerme castañas cuando llegara la temporada, y el pasado jueves Primitivo cumplió su promesa, atravesó el umbral de la puerta del despacho, con la sonrisa puesta. Es cliente mío, pero por su expresión, adiviné, que iba a cumplir su promesa. Por supuesto se llevó dos besos puestos.




Me recomendó comerlas asadas, porque al ser las primeras para comerlas en crudo es un poco complicado.
Así que hoy, me he animado a hacerlas, pero no sé si me quedarán ricas...



Comentarios

Paco Centeno ha dicho que…
Asadas están magnificas. De hecho, uno de los placeres de la llegada de los primeros frios es llevar un paquete de castañas asadas en la mano, compradas en la esquina de Lamagrande (en Badajoz, calle Juan Carlos I o calle Mayor) y seguir visitando zapaterías de la calle Menacho buscando los de Boutin(o algo así) que Satine puso en el post anterior.

A propósito de los zapatos, y nunca lo había pensado antes, pero debe ser un lujazo ser dependiente de una zapatería para mujeres y probar todos los zapatos tú mismo.
Soy un golosón.

No pudo ser lo que me pedías, pero no renunciamos, ¿verdad?. Besazos
Rosa ha dicho que…
Hola!! Soy ROSA (TACONES ROSAS)
Pásate por mi blog que tras tu comentario te he colgado la dieta.
Un saludo y ánimo!
pati ha dicho que…
Seguro que sí, seguro que estarían riquísimas... :)

Yo creo que, en una vida anterior -de existir eso, digo-, era castaña

:P

He pasado diez años en Suiza y no veas lo que echo de menos esos frioleros sábados cuando, después de pasar una tarde entera de compras, llegábamos al primer puesto y soltábamos aquello de : hundert Gramm, bitte!

Naa, que ya me has tocado la vena sensible, querida :)

Un besazo :)

Entradas populares de este blog

El Mar de Pablo Neruda

El Amor y Amistad Según Antonio Gala.

Cuando Veas Comer Sandía con Corteza, Ya Sabes Por qué..