Fred

María recibió una llamada inesperada, al otro lado del hilo telefónico estaba Fred, con el que había compartido risas e historias, pero que no había olvidado. Nunca pidieron nada más, ni nada menos.

Han pasado más de dos años, pero todavía, en la memoria de María, las palabras de Fred , sus historias y simples anécdotas del día a día...

Él no puede imaginar que María, en sus momentos más duros, fríos y oscuros, sus labios dibujan una sonrisa recordando las historias de Fred.
¿Cómo olvidar cuándo y cómo le contabas aquella vez que pillaste a una pareja de la Guardia Civil haciendo batallitas, cual maestro Jedi en Star Wars, con espadas láser incluidas, y en plena noche?.

Por aquellos instantes blancos…por las horas que robaron a sus sueños, y por sus limpias despedidas.

Comentarios

pati ha dicho que…
Y es que son esas llamadas inesperadas las que te llenan los instantes...

"Nada más y nada menos"

;)

Un beso, preciosa :)
Malo Malísimo ha dicho que…
Nunca pidieron nada más ni nada menos.

Lejos me lo fiáis amigo Sancho

Es como mucho.

Pikitos múltiples

Entradas populares de este blog

El Mar de Pablo Neruda

Cuando Menos te lo Esperas

El Amor y Amistad Según Antonio Gala.