El Privilegio de Vivir en Extremadura



La funcionalidad, el diseño, la calidad...son tres de las cualidades más importantes a la hora de elegir nuestro mobiliario de cocina, para hacernos las cosas más sencillas, para movernos con total libertad, y no pasarnos todo el día limpiando rinconcitos, molduras, plaquetas, etc...disponer nuestro menaje de cocina, en armarios diseñados para guardar con facilidad, y con un simple vistazo localizar lo que buscas sin removerlo todo.
La nobleza de los materiales, hace que el día a día sea más cómodo.
En esta locura de la vida cotidiana, donde apenas hay tiempo de nada, yo sigo apostando fuerte por cocinar a fuego lento.
Tengo el gran privilegio de poder disponer de establecimientos, donde encuentro productos y alimentos de gran calidad.
Hoy comentaba con un estimado gran amigo, la suerte que tengo de vivir en una ciudad pequeña como Plasencia, puedo ir a la frutería, y tener la opción de comprar por ejemplo los tomates que acaban de ser recolectados, los pepinos, pimientos, lechugas, patatas, etc... En mi nevera hay una caja de la mejor cereza del Jerte, la que no llega a las grandes superficies...la que en grandes ciudades para conseguirla hay que pagarla a precio de "oro negro".
Tengo la gran suerte de ir a la carnicería, y comprar una carne excelente y a buen precio, comparando con otras Comunidades Autónomas.
En Barcelona, es complicado comprar productos de la calidad que hay en Extremadura, y como le decía a mi estimado amigo, me considero una privilegiada por vivir en Extremadura.

Comentarios

Ricardo ha dicho que…
Es una verdadera pena no haberte conocido antes. Eso de la funcionalidad me suena fenomenal y, con tu amabilidad, seguro que hubieras ayudado a poner cada mueble en el sitio que le corresponde y, sobre todo, qué mueble o utensilio es el que hay que comprar.
Me encantaría poder adquirir el "oro negro que tu compras".
Para que me sigas dando envidia te diré que unas cerezas similares a las que dices, las ví en una frutería, que dice ser la que abastece la casa real, frutería Vázquez Jr., en la calle Ayala de esta capitalilla y su precio era de 16 € el kg. ¿qué te parece?. Y los tomates a 5 €. En fín...¡una salvajada!.
Corto y cambio. Un abrazo.
Satine ha dicho que…
jejejee, pues te aseguro que al agricultor esas cerezas que venden a 16 € se las están pagando a 1€.

Por cierto, he hecho un gazpacho pá morirse, con esos tomates, pepinos y pimientos...tiene otro sabor...

Besos
gustavo ha dicho que…
Pues que de cosas hay en Extremadura!! cuando me toque hacer la cocina te llamo y me aconsejas (jajaja) saludos (y también a Ricardo)!!

Gustablog
DMM ha dicho que…
¡Qué razón tienes paisana! Aquí para comer unas cerezas que sepan a cerezas, casi debes comerte un melocotón. Es muy difícil encontrar una fruta o una verdura, que tenga el sabor de lo que compras.¡Es horrible y además carísimo! Yo he llegado a la conclusión de que compre lo que compre, voy a pagar las ganas, porque el sabor ni se nota. Dentro de poco los estiquetados serán como los zumos: "un 8% de sabor a pera" eso sí, con un montón de aditivos, conservantes y colorantes. ¡En fin!, disfruta tú que puedes. Un beso

Entradas populares de este blog

El Mar de Pablo Neruda

El Amor y Amistad Según Antonio Gala.

Cuando Menos te lo Esperas