7 de diciembre de 2008

Estilismos Navideños Encontrados en la Red

Dress de la Mítica Película "Dos en la Carretera"
fotografía extraída de So Trendy.


















Fotos de la Colección de Angel Schlesser. http://www.angelschlesser.com/
























Las navidades son fechas especiales, señaladas, para estar con los seres queridos, dar y recibir, envolver, ilusionarse, hacerse propósitos con la esperanza de adelgazar o dejar de fumar, ver “Qué Bello es vivir” o “Love Actually” pero también para estar guapas, para cambiar de imagen y para sacar a la mujer más femenina y seductora que llevas dentro.






Otro de los estilismos favoritos para una ocasión como esta (si eres un poco más atrevida) serían unos leggings de lentejuelas acompañados por una camisa blanca tipo masculina y una chaqueta de esmoquin. Acompaña el estilismo de unos salones negros de por lo menos 10 centímetros. Una coleta alta y un clutch joya en dorado, darán el toque final a tu estilismo. http://www.elle.es/



La regla de oro es en esta ocasión deslumbrar pero sin llamar demasiado la atención y desde luego, evitar ir como todas las demás. Descarta los vestidos de fiesta con mayúsculas y céntrate en conseguir un estilo elegante y chic. Si quieres un toque atrevido, juega con los complementos. Puedes optar por un LBD muy entallado, de corte geométrico y a la rodilla al estilo femme fatale de los años 50. Acompáñalo de unos salones con hebilla al tobillo en algún color atrevido, por ejemplo morado. O llévalo con salones de altísimo tacón acompañado de unas medias de encaje (¡son lo último!) También puedes optar por no llevar medias y acompañar tu vestido de unos botines llamativos de tacón. Así le darás un aire rockero. http://www.elle.es/



No olvides que no se puede llevar el look entero en oro, pues acabarías pareciendo una burbujita de champán.


Respecto a los pendientes, si son grandes sólo llevará esa joya, prescindiendo de collares y pulseras.
No se trata de ir como un árbol de navidad llena de colgantes y joyas. Recuerda que menos es más, pero un toque de distinción y sofisticación se consigue gracias a una joya deslumbrante, nunca lo olvides.


Los collares de perlas de varias vueltas son el accesorio idóneo de cualquier estilismo navideño, de varias vueltas y muy largos, como los que puso de moda la diseñadora francesa Cocó Chanel, allá por la década de los 20.

1 comentario:

Malo Malísimo dijo...

Veamos mi niña, yo gasto cuello de toro y no se cuantas vueltas de perlas necesito y repecto al vestidito entallado como que no me veo, no se... habrá mi talla?
Pendientes grandes y de pinza que mis orejas no están taladradas, moratones me saldrán, seguro.