Summer two thousand and eight


Son divinos, pero las marcas que dejan en la piel no me acaban de convencer

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Mar de Pablo Neruda

El Amor y Amistad Según Antonio Gala.

Cuando Veas Comer Sandía con Corteza, Ya Sabes Por qué..