Ir al contenido principal

Ideas para decorar las habitaciones de los más peques de casa, sin arruinarte


Incluso ellos mismos pueden participar y realizar los dibujos .
Las imagenes las he encontrado en una página dedicada a la decoración. Considero una buena opción para renovar los muebles de los peques sin tener que adquirir unos nuevos, ya que con unos toques de pintura, unas telas, y una decorativa pintura en las paredes y techos, daría un aspecto completamente distinto, siendo los mismos , pero con pequeñas diferencias

Comentarios

Nemerae ha dicho que…
oLaa!
Sip, ya lo iré combinando con diferentes complementos jeje, q ad+ tengo bastante en beige y azul (los colores dl vestido).
Q cucada de habitaciones!!! *.* sobre todo la 2ª, me encantó :D
1besooo
lujosabarcelona ha dicho que…
¡qué monada!
Me ha gustado mucho. Mi mejor amiga es diseñadora y ha creado una colección de láminas infantiles que están teniendo mucho éxito. si puedes échales un vistazo. www.tacaloca.com
Besos guapa!
Satine ha dicho que…
Besitos a las dos, me alegro nemerae que te haya gustado.
Lujosa, voy pá llá ipsofacto, tengo muchisisisismas ganas de verlo...muakssssss
Amigo de la Dialéctica ha dicho que…
Gracias Satine por tus comentarios en mi blog.

Buen criterio el que planteas en este post de tu blog, permitiendo la participación a los niños en la decoración de su habitación. Así van asimilando ese gran valor que es la participación en todos los aspectos de su vida.

Recibe un cordial saludo.

Atentamente, Javier Caso Iglesias.

Entradas populares de este blog

El Mar de Pablo Neruda

NECESITO del mar porque me enseña: no sé si aprendo música o conciencia: no sé si es ola sola o ser profundo o sólo ronca voz o deslumbrante suposición de peces y navios. El hecho es que hasta cuando estoy dormido de algún modo magnético circulo en la universidad del oleaje. No son sólo las conchas trituradas como si algún planeta tembloroso participara paulatina muerte, no, del fragmento reconstruyo el día, de una racha de sal la estalactita y de una cucharada el dios inmenso. Lo que antes me enseñó lo guardo! Es aire,incesante viento, agua y arena. Parece poco para el hombre joven que aquí llegó a vivir con sus incendios, y sin embargo el pulso que subía y bajaba a su abismo, el frío del azul que crepitaba, el desmoronamiento de la estrella, el tierno desplegarse de la ola despilfarrando nieve con la espuma, el poder quieto, allí, determinado como un trono de piedra en lo profundo, substituyó el recinto en que crecían tristeza terca, amontonando olvido, y cambió bruscamente mi existencia: di mi adhesión al pur…

Cuando Menos te lo Esperas

Casi 3 años más tarde, cuando menos te lo esperas la vida te sonrie de nuevo. Cuando ya no quedan ilusiones, cuando cada lágrima derramada te muestra la ridiculez de ellas mismas, vuelve el brillo en los ojos, y una nueva visión se muestra en el horizonte. El mismo que te resistías en reconocer que estaba ahí, esperando a que levantaras la vista y no la volvieras atrás, ese atrás donde la humillación y la indiferencia se regodeaban y vanagloriaban de tenerte entre sus asiduos huéspedes.



La esperanza te arrulla entre sus cálidos y fuertes brazos, donde las sonrisas son correspondidas y donde todas las mañanas reciben un dulce "Buenos Días", donde las noches se iluminan con farolillos de verano y donde te resguardas del frío invierno en un confortable salón cuya chimenea te invita a quedarte toda la tarde acurrucada a su abrigo.

Cuando una llamada te recuerda que te piensan...



Porque no hay mal que cien años dure, doy gracias de escapar de su fría y azul trampa...


El Amor y Amistad Según Antonio Gala.

Hace unos meses un viejo amigo de mi adolescencia me hizo llegar un artículo de Antonio Gala, data del invierno de 1999-2000.


Si lo hubiera leido con 15 años hubiera discrepado e incluso me hubiera escandalizado, ya que con esa edad una no tiene la capacidad de entender el amor de la misma manera que ahora, veinte años después.



Todos recordamos el primer amor, yo al menos no lo he olvidado. Aunque pienso que a estas altura de la treintena me da una pereza horrorosa vivirlo con aquella intensidad, con mariposas en el estomágo, echándole de menos cada minuto que no pasas con el amado o amada, teniendo celos hasta del aire que respira... Uff qué perezaaaa. (sobretodo cuando veinte años más tarde te lo encuentras y piensas:
-madre de dios! Qué ví en él o ella? De verdad su cabeza tenía ese tamaño antes?- levantas el mentón miras hacia otro lado y aceleras el paso, no vaya a ser que te reconozca...)


Según escribía Gala, el amor nunca aspira a ser agradecido ni compadecido, sino correspondido …