Ir al contenido principal

El Mejor, y Era Español. EDITO NUEVA FOTO

BALENCIAGA DIJO:
“Una mujer no tiene necesidad de ser perfecta ni bella para llevar mis vestidos, el vestido lo hará por ellas”.



Balenciaga era tremendamente austero profundamente religioso, sobrio y con destellos opacos del pasado español.


Su casa siempre fue española, tanto en dirección, inspiración como espíritu; sus estancias siempre minimalistas pero cargadas de policromías religiosas, ansiedades católicas y una devoción sacrílega por el negro, tono de luto, tono de Iglesia y sus colecciones siempre elegantes, refinadas y soberbias al extremo.

Grande de los grandes, Dior dijo de él:

El maestro de todos nosotros”


El más grande de los españoles; Balenciaga es un símbolo de elegancia y de una era.


Cuando se retiró, siempre fiel a su política exclusiva, resumida, extremadamente lujosa y austera el mundo de la moda lloró y sus clientas se deprimieron.


Balenciaga es una marca con un histórico fascinante, un pasado plausible y una arquitectura y un diseño siempre actuales.

Comentarios

Patri ha dicho que…
Es que Balenciaga, es Balenciaga, no Nicholas? Un abrazo guapa
Amigo de la Dialéctica ha dicho que…
Hola Satine:

El casticismo de Balenciaga me gusta, ese apego a lo castizo, a lo nuestro, es algo que valoro mucho. En realidad no podía ser de otra forma siendo como soy un admirador de nuestra generación del 98 (Unamuno, Ortega, Ganivet, Clarín) y de sus continuadores en todos los ámbitos de lo humano, el creativo fundamentalmente. Está demostrado que cuando lo español confía en sí mismo no tiene igual. Somos impresionantes, lo único que nos suele faltar es la autoconfianza.

He quedado un agradecimiento en mi blog a SCT y a ti en mi blog que reproduzco:

"Gracias SCT, gracias Satine:

Es gracias a vuestros ánimos, a vuestro impulso, a vuestra confianza en este que os escribe, como se mantiene mi entereza, mis fuerzas en un estado de disposición total para abrir paso a la democracia, al entendimiento, a la solidaridad, a la afectividad en este mundo cada día más necesitado de estos valores. Gracias por tanto, de nuevo, a vosotros por ser como sois.

Recibid un cordial saludo y un muy fuerte abrazo de vuestro incondicional amigo Javier Caso Iglesias."

Lo dicho Satine, un saludo y un abrazo. Cuídate, personas como tu necesitamos y muchas en este período histórico que nos ha tocado vivir.
lujosabarcelona ha dicho que…
qUÉ BONITO!
Me ha gustado mucho este homenaje al maestro.
Besos guapa!
Satine ha dicho que…
la verdad es que Balenciaga es mi diseñador favorito, en una ocasión conocí a una señora con un armario privilegiado, que me enseñó sus piezas únicas del maestro, databan de los años de la Piqué, jajaja, no me acuerdo exactamente, pero os aseguro que parecían actuales, no estaban desfasados, eran preciosos, y valorados en una millonada, la dueña me comentó que hay gente que compra cuadros, obras de arte, escultura, etc...pues ella adquiría alta costura...no estaba dispuesta bajo ningún concepto a desprenderse de ninguna pieza de su colección.
Patri, Lujoso, y Javier, gracias por pasaros, un besín.

Entradas populares de este blog

El Mar de Pablo Neruda

NECESITO del mar porque me enseña: no sé si aprendo música o conciencia: no sé si es ola sola o ser profundo o sólo ronca voz o deslumbrante suposición de peces y navios. El hecho es que hasta cuando estoy dormido de algún modo magnético circulo en la universidad del oleaje. No son sólo las conchas trituradas como si algún planeta tembloroso participara paulatina muerte, no, del fragmento reconstruyo el día, de una racha de sal la estalactita y de una cucharada el dios inmenso. Lo que antes me enseñó lo guardo! Es aire,incesante viento, agua y arena. Parece poco para el hombre joven que aquí llegó a vivir con sus incendios, y sin embargo el pulso que subía y bajaba a su abismo, el frío del azul que crepitaba, el desmoronamiento de la estrella, el tierno desplegarse de la ola despilfarrando nieve con la espuma, el poder quieto, allí, determinado como un trono de piedra en lo profundo, substituyó el recinto en que crecían tristeza terca, amontonando olvido, y cambió bruscamente mi existencia: di mi adhesión al pur…

Cuando Menos te lo Esperas

Casi 3 años más tarde, cuando menos te lo esperas la vida te sonrie de nuevo. Cuando ya no quedan ilusiones, cuando cada lágrima derramada te muestra la ridiculez de ellas mismas, vuelve el brillo en los ojos, y una nueva visión se muestra en el horizonte. El mismo que te resistías en reconocer que estaba ahí, esperando a que levantaras la vista y no la volvieras atrás, ese atrás donde la humillación y la indiferencia se regodeaban y vanagloriaban de tenerte entre sus asiduos huéspedes.



La esperanza te arrulla entre sus cálidos y fuertes brazos, donde las sonrisas son correspondidas y donde todas las mañanas reciben un dulce "Buenos Días", donde las noches se iluminan con farolillos de verano y donde te resguardas del frío invierno en un confortable salón cuya chimenea te invita a quedarte toda la tarde acurrucada a su abrigo.

Cuando una llamada te recuerda que te piensan...



Porque no hay mal que cien años dure, doy gracias de escapar de su fría y azul trampa...


El Amor y Amistad Según Antonio Gala.

Hace unos meses un viejo amigo de mi adolescencia me hizo llegar un artículo de Antonio Gala, data del invierno de 1999-2000.


Si lo hubiera leido con 15 años hubiera discrepado e incluso me hubiera escandalizado, ya que con esa edad una no tiene la capacidad de entender el amor de la misma manera que ahora, veinte años después.



Todos recordamos el primer amor, yo al menos no lo he olvidado. Aunque pienso que a estas altura de la treintena me da una pereza horrorosa vivirlo con aquella intensidad, con mariposas en el estomágo, echándole de menos cada minuto que no pasas con el amado o amada, teniendo celos hasta del aire que respira... Uff qué perezaaaa. (sobretodo cuando veinte años más tarde te lo encuentras y piensas:
-madre de dios! Qué ví en él o ella? De verdad su cabeza tenía ese tamaño antes?- levantas el mentón miras hacia otro lado y aceleras el paso, no vaya a ser que te reconozca...)


Según escribía Gala, el amor nunca aspira a ser agradecido ni compadecido, sino correspondido …