Ir al contenido principal

Disponible de Nuevo...y Una Vez Soñé que...

Una vez soñé:

George vino a Barcelona, sin yo saberlo...entré en un Pub, y allí estaba él, y cosas de la vida, se fijó en mí (es mi sueño...no se iba a fijar en otra!!!...), mis rodillas temblorosas aguantaban como podían mi cuerpo. Cuando sus pasos se dirigian hacia mí, y comenzó ha entablar contacto verbal conmigo, (pensé que me iba a quedar congelada eternamente) obviamente no le entendí nada, pero me esforcé...y claro de repente entendí perfectamente el inglés, y por arte de magia, yo, pobre mortal, hablaba fluidamente el inglés... Cuando estaba cerca de mí, ( qué cosas!!!) capté su aroma, sentí el tacto de su mejilla en la mía... (alucinante!!!!).
Con mi copa en la mano, para disimular mis nervios, conseguí sentarme, él estaba situado detrás de mí,( incluso notaba su aliento en mi nuca,) estaba a punto de sucumbir a sus encantos, pero !!!!de repente me levanté de mi cómodo y estiloso asiento, y salí corriendo, !!!!piernas para que os quiero!!! por el paseo de gracia, corrí, corrí y corrí, me escondía de lo que estuve a punto de hacer!!!!...escapando de mis oscuros deseos, escapando del pecado lujurioso y mortal...
-Estaba comprometida, tengo dos hijos, cómo he podido ser capaz de planteármelo!!!! UNA AVENTURA CON GEORGE CLOONEY!!!!-
De repente, como en los dibujos animados, el ángel malo de la guardia me susurró...
- ¿se puede saber qué tontería estás haciendo?- continuó diciendo...-ve volando y dile que sí- .
Tras unos momentos de reflexión, comencé a insultarme a mí misma, fui muy crítica y dura , implacable con mi actitud puritana y absurda... fue cuando tomé la determinación de ir hacia aquel Pub, a decirle que SÍIIIIIII, no dejaba de repetirme...
-!!!!ES GEORGE CLOONEY, da igual tu compromiso...VE A POR ÉL..!!!!.-
Volví a correr, correr, correr y correr, no pude contabilizar las veces que tropecé y caí, pero continuaba levantándome y corriendo, estaba desesperada, pero por mucho que quisiera correr, no conseguí llegar hasta aquel Pub, tenía la sensación de estar corriendo en una máquina de correr, no conseguía avanzar, era incapaz de encontrarlo, todos los Pub me parecían iguales, todas las calles eran las mismas, George había desaparecido, se había esfumado...estaba hundida, angustiada, con un ataque de ansiedad, y culpándome de todo, de pronto, comenzó a faltarme el aire, y caí redonda al suelo, y fue cuando me desperté...
Pero claro los sueños sueños son, no puede ser una tan honrada hasta en sueños.....

Comentarios

Ricardo ha dicho que…
Sólo leí el primero e hice el comentario; me llamaron por teléfono y me encontré con la agradable sorpresa de la contestación. Y ahora te diré:
Que suerte tiene el condenado de George Clooney. Sueños similares al tuyo me los contaba una novia que tenía a los 19 años y no sesi ssería verdad; desde entonces creía que sólo pasaba en las películas.

Vive la vida, sigue luchando y piensa que sólo hay una: ¿para qué estropearla más?.
Reconozco que tienes buen gusto: el Clooney es un guaperas. Besos.
Patri ha dicho que…
...uf, sabes salvando las distancias -. por aquello que vendrán otros y dirán que si Miguelito es tal o cual....- me pasa lo mismo con Miguel Bosé...uf, nadie se puede hacer una idea... Un abrazo guapísima. Genial tu post, me llevó al mismisimo Paseo de Gracia y seguir la historia desde tú piel. Abrazos
Satine ha dicho que…
No sé si habrás visto personalmente a Miguel, pero yo que tuve la oportunidad y de bien cerquita es impresionantemente guapo, saludines
Carol ha dicho que…
Yo aun no he conseguido soñar con él y me gustaria mucho. Has tenido mucha suerte :) Me gusta tanto este hombre que de vez en cuando me pongo a ver el spot del martini... qué sexy es, jaja.

Un saludo ;)

Entradas populares de este blog

El Mar de Pablo Neruda

NECESITO del mar porque me enseña: no sé si aprendo música o conciencia: no sé si es ola sola o ser profundo o sólo ronca voz o deslumbrante suposición de peces y navios. El hecho es que hasta cuando estoy dormido de algún modo magnético circulo en la universidad del oleaje. No son sólo las conchas trituradas como si algún planeta tembloroso participara paulatina muerte, no, del fragmento reconstruyo el día, de una racha de sal la estalactita y de una cucharada el dios inmenso. Lo que antes me enseñó lo guardo! Es aire,incesante viento, agua y arena. Parece poco para el hombre joven que aquí llegó a vivir con sus incendios, y sin embargo el pulso que subía y bajaba a su abismo, el frío del azul que crepitaba, el desmoronamiento de la estrella, el tierno desplegarse de la ola despilfarrando nieve con la espuma, el poder quieto, allí, determinado como un trono de piedra en lo profundo, substituyó el recinto en que crecían tristeza terca, amontonando olvido, y cambió bruscamente mi existencia: di mi adhesión al pur…

Cuando Menos te lo Esperas

Casi 3 años más tarde, cuando menos te lo esperas la vida te sonrie de nuevo. Cuando ya no quedan ilusiones, cuando cada lágrima derramada te muestra la ridiculez de ellas mismas, vuelve el brillo en los ojos, y una nueva visión se muestra en el horizonte. El mismo que te resistías en reconocer que estaba ahí, esperando a que levantaras la vista y no la volvieras atrás, ese atrás donde la humillación y la indiferencia se regodeaban y vanagloriaban de tenerte entre sus asiduos huéspedes.



La esperanza te arrulla entre sus cálidos y fuertes brazos, donde las sonrisas son correspondidas y donde todas las mañanas reciben un dulce "Buenos Días", donde las noches se iluminan con farolillos de verano y donde te resguardas del frío invierno en un confortable salón cuya chimenea te invita a quedarte toda la tarde acurrucada a su abrigo.

Cuando una llamada te recuerda que te piensan...



Porque no hay mal que cien años dure, doy gracias de escapar de su fría y azul trampa...


El Amor y Amistad Según Antonio Gala.

Hace unos meses un viejo amigo de mi adolescencia me hizo llegar un artículo de Antonio Gala, data del invierno de 1999-2000.


Si lo hubiera leido con 15 años hubiera discrepado e incluso me hubiera escandalizado, ya que con esa edad una no tiene la capacidad de entender el amor de la misma manera que ahora, veinte años después.



Todos recordamos el primer amor, yo al menos no lo he olvidado. Aunque pienso que a estas altura de la treintena me da una pereza horrorosa vivirlo con aquella intensidad, con mariposas en el estomágo, echándole de menos cada minuto que no pasas con el amado o amada, teniendo celos hasta del aire que respira... Uff qué perezaaaa. (sobretodo cuando veinte años más tarde te lo encuentras y piensas:
-madre de dios! Qué ví en él o ella? De verdad su cabeza tenía ese tamaño antes?- levantas el mentón miras hacia otro lado y aceleras el paso, no vaya a ser que te reconozca...)


Según escribía Gala, el amor nunca aspira a ser agradecido ni compadecido, sino correspondido …